Archivo para marzo 2009

Tras el 1M

marzo 4, 2009

Ya sabéis que no me gusta escribir nada más suceden los hechos.

Que no me gusta precipitarme, que considero un punto fuerte la prudencia, la paciencia una virtud y la espera una oportunidad.

Así que no quise escribir la noche electoral, la noche en que todo el mundo hablaba, especulaba y opinaba sin saber ni datos certeros, antes de que se calmaran las aguas mínimamente.

Ahora, más que calmadas, están comenzando a moverse de nuevo, y antes de que suceda nada más, toca ya comentar en este blog esta gran jornada electoral.

Galicia y País Vasco, 1 de Marzo,  las elecciones empiezan y todos los grupos políticos cruzan los dedos. Se presentaba un día muy tenso y con muchas sorpresas.

Y vaya que las ha habido. Poco que comentar en Galicia, nada que no nos esperáramos la mayoría. Feijoo presidente, alegrías, felicitaciones… Pero el Partido Popular se jugaba muchísimo más que la presidencia gallega. Especialmente quien se la jugaba era Rajoy quien puso toda la carne en el asador, se dejó prácticamente la piel en ello y ya aparecía casi más que el propio Feijoo en la campaña.

Un vuelco electoral pasmante, es cierto, nadie diría que iba a suceder esto hace unos meses, y sin embargo, poco a poco, parecía ya claro que el PP iba a retomar su posición como gobierno gallego con mayoría absoluta. Y así ha sido.

Sin embargo no nos regocijemos tanto porque los votos que han aumentado con respecto a 2005 han sido mínimos, aproximadamente poco más de 3.000 votos, un dato irrisorio para lo que parecía haber sido un gran triunfo electoral. La horquilla de electores del Partido Popular sigue siendo prácticamente la misma, lo que ha cambiado realmente, seamos realistas, es la abstención de votos a BNG y sobre todo al PSG, a Touriño, quien se ha visto obligado a dimitir tras la debacle sufrida.

No le han perdonado sus electores el despilfarro vergonzoso que estaba protagonizando en la Xunta, los escándalos y el problema educativo y lingüístico que ha incrementado.

Pero digo poco que comentar porque la solución es la actual, falta saber qué hará Feijoo y todo su equipo, el cual, todo hay que decirlo, es un gran equipo altamente cualificado.

 

Nos vamos más al este, al País Vaco, allí, como sabemos, más complejo todo. Perdón, mucho más complejo.

Hemos vivido durante la precampaña y campaña una lucha entre Basagoiti, Patxi López e Ibarretxe que los nacionalistas creían ganada.

Las primeras elecciones en que ningún partido que supusiera un brazo político de ETA concurriría a los comicios vascos al anular el Tribunal Supremo y el Constitucional las candidaturas de Akatasuna y el aparentemente nuevo D3M.

Victoria… de Patxi López? ¿De Zapatero? ¿De los partidos constitucionalistas?? ¿Reamente somos tan ilusos de pensar esto?

Analicemos por partes, el PNV ha obtenido 30 escaños, el PSOE 24, cierto, una escalada impresionante, puede estar satisfecho Patxi López de toda su campaña del cambio, no podemos negarlo. PP, 13 escaños, un batacazo para echarse a temblar, pero ¿qué pretendíamos? En mi humilde opinión Basagoiti no es mal político. No es mala persona. ¿Problemas? Poco carismático y sobre todo… poco conocido y bajo la sombra de una aún muy presente María San Gil, un icono en el PP vasco que ha marcado en estas elecciones a pesar de dar su apoyo a Basagoiti, sin duda.

Aralar, 4 escaños, EA 2, otro descalabro que los nacionalistas no esperaban tan acusado.

EB-B 1 escaño… sin comentarios. Ahora andan analizando los malos resultados

37 y 37 escaños… nos falta UPyD. La gran promesa del año, Rosa Díez. Se puede dar por satisfecha, desde luego, aunque personalmente no me cause simpatía reconozco sus logros. Aunque no la votaría, ni confíe y piense que su partido va unido a su nombre, se ver que UPyD será el gran vencedor en las europeas.

Y ahí está la coalición tripartita PSOE, PP y UPyD. ¿Viable? Por supuesto ¿Real? Permitidme dudarlo.

El PSOE tiene en sus manos dos opciones, unirse a los nacionalistas o a los no nacionalistas y aquí radica el gran problema que tiene por las noches Zapatero y le hace decir cosas coo el desliz de hoy con Mendelev.

El PSOE depende del apoyo del PNV en el Gobierno central, necesita de su apoyo en leyes básicas como la del presupuesto y han estado jugando al juego del nacionalismo durante las dos legislaturas.

Visto así parece claro, unirse a ellos, es simple.

Sin embargo, el electorado vasco que ha votado al PSOE con la única finalidad de ser el realmente voto útil, el que cambiaría las cosas, quien desplazaría a los nacionalistas del poder… se sentiría ligeramente defraudado si finalmente se pactara con el PNV.

Toda la campaña por los suelos y a la próxima nos veríamos las caras.

La otra opción, contar con el apoyo que le brinda Basagoiti y UPyD. Un Gobierno constitucionalista que cumpliría las expectativas de cambio, al menos teóricamente, claro está.

Problemas mínimos para Zapatero: adiós al apoyo del PNV, un apoyo básico. Y poco a poco adiós a los apoyos nacionalistas vengan de donde vengan.

El PSOE se quedaría sin apoyos y se deberían convocar elecciones anticipadas y en época de crisis, complicado está el tema.

 

No me gustaría estar ahora mismo en la piel de Zapatero. Qué mal le ha salido todo… y eso que había enviado a Melani a Siberia a mirar aeropuertos con tanta afluencia como Barajas a ver si no abría la boca durante la campaña. Ya decía yo que me faltaba algo.