Archivo para octubre 2009

La realidad parlamentaria española…

octubre 24, 2009

De vuelta, de vuelta, además, físicamente.
De nuevo regreso a Valencia desde Madrid, ciudad por la que profeso una incontrolable debilidad y en la que siempre he vivido buenas experiencias.
Esta vez las expectativas se han cumplido más aún de lo esperado. Incríble sería una descripción muy espontánea, pero así ha sido esta semana.

Afortunadamente, y quien estuviera presente en el momento en que recibí la noticia diría que me quedo corta, fui escogida junto con otros 14 universitarios españoles para participar en el III Seminario Teórico Práctico sobre el Congreso de los Diputados.
Tenía claro que era una oportunidad extraordinaria y complementaria a mi formación de Periodismo y Políticas, y más sabiendo la gran competencia que existe para poder participar en este Seminario, así que pude considerarme una gran afortunada.

Pero tras los días vividos, mis previsiones de lo que estaba por llegar se han quedado realente escasas.
Han sido 5 días de jornadas maratonianas, repletas, atestadas de ponencias, recepciones, visitas, asistencia a pleno, comisiones… de un aprendizaje continuo del Congreso español y su funcionamiento, de las calderas de la cámara, para descubrir, en muchos casos con sorpresa, todos sus entresijos.

Hemos tenido la oportunidad de recibir conferencias de todos los ámbitos, tanto políticas, funcionariales, mediáticas…  Comenzamos con el Secretario General del Congreso, D. Manuel Alba Navarro y a partir de ahí son tantos los ponentes que habría que hacer una selección de a quien nombrar. Todos y cada uno de los mimebros de la Mesa fueron pasando por el aula Gregorio Peces-Barba donde nos encontrábamos, desde D. Jorge Fernández Díaz, Dª Teresa Cunillera, D. Jordi Jané, la excelente Ana María Pastor y, por supuesto, el Presidente Jose Bono, quien, al igual que el resto, se sometió a todas nuestras preguntas que, en no pocas ocasiones, tuvieron esa cierta dosis, aunque siempre respetuosa, de malicia ,o más bien de incorreción política que propicia nuestra juventud e inquietud.

Pero no solo ellos supusieron la parte política del seminario. Diputados de diferentes grupos parlamentarios como Mªdel Mar Arnaiz, Guillermo Mariscal, Jordi Xuclà, Emilio Olabarría y Carlos Casimiro, supieron responder a un gran número de nuestros interrogantes sobre temas tan poco ligeros como la reforma de la ley electoral, la individualidad del diputado con respecto al grupo, el peso de los nacionalismos o el apoyo a las leyes, especialmente a la de presupuestos y apoyos al gobierno.

Un elevado número de letrados de las Cortes Generales de diferentes ámbitos fueron exponiéndonos el reparto del trabajo, los debates parlamentarios, los precedimientos, la conexión con la Unión Europea, la Comisión constitucional,la autonomía absoluta de que goza la cámara organizativa y económicamente, la función que desempeña el Congreso en las relaciones internacionales … siempre respondiendo a todas nuestras intervenciones y desviando el tema a tratar por donde se dirigieran nuestras inquietudes.

De gran importancia fueron también las intervenciones del Director del Gabinete del Presidente, el Secretario Técnico del Grupo Parlamentario Popular, Teófilo de Luís Rodriguez o el Coordinador General Ejecutivo del Grupo Socialista, Benigno de la Fuente, sin olvidar, por supuesto, la asistencia al Debate de los Presupuestos y la inusual aistencia a la Comisión presidida por Llamazares.

Pero no puedo tampoco olvidarme de las ponenecias sobre la web y la informática parlamentaria y sobre la comunicación mediática parlamentaria unida a una visita a las entrañas de la cámara para comprobar el gran despliegue de medios que alberga. Ambos aspectos son de una descomunal importancia, ya que son los canales por donde la ciudadanía puede conocer qué sucede en el Congreso, toda la materia legislativa que se genera y, por derivación de ello, conocer la acción política de sus representantes.

Sin embargo, hemos también podido comprobar la necesaria manipulación de los medios sobre la información que se produce, ya que solamente son capaces de transmitir pequeños fragmentos de la realidad parlamentaria, frases políticas emitidas en el Pleno o en comisión, ruedas de prensa politizadas. Pero esto no es el Congreso de los Diputados. Nuestras cámaras legislativas van mucho más allá, y el trabajo que en ellas se realiza es inimaginable si solo tenemos en cuenta lo que vemos (iba a decir observamos pero me ha resultado excesivo) en televisión.
Todo lo escépticos que pudiéramos ser acerca el trabajo de los diputados o, en general, de toda la actividad parlamentaria, previamente a este Seminario ha terminado derrumbándose al concocer el enorme esfuerzo y largas horas en jornadas maratonianas que se dedican a la materia legislativa en nuestro país. El gran trabajo en las ponencias y comisiones y el gran escenario que supone el debate en el Pleno es lo más importante de esta gran actividad, pero a su alrededor hay mucha más laboriosidad, dinamismo, trabajo en definitiva que muchos ciudadanos no han podido comprobar.

Para valorar hay que conocer, y con la escasa información que se nos transmite acerca de la vida parlamentaria cualquier observación que hagamos puede resultar una tremenda simpleza.
Los españoles somos excesivamente críticos con nosotros mismos y en muchas ocasiones lo hacemos sin razón. Esta es una de ellas. Valoremos lo que tenemos que es un gran sistema legislativo en que se trabaja mucho y bien….
Asunto a parte sería cómo está conformada esa “representación… proporcional”. Eso ya lo discutiremos…