Posted tagged ‘cara a cara’

Cara a cara Rubalcaba VS Rajoy o viceversa.

noviembre 8, 2011

Que sí, que sí; que no, que no; que sí hombre, que yo lo creo así; que no, que eso son insidias

Y este podría ser el resumen del debate a grandes rasgos. Había depositado demasiadas expectativas en este cara a cara, a pesar de que todos dijeran que no iba a haber nada nuevo, y debí hacerles caso.

Rubalcaba no tenía nada que perder, Rajoy era quien más se jugaba y, para él, el pasar desapercibido, el que el debate pasara sin pena ni gloria como así ha sido, era un triunfo.

La estrategia de Rajoy es la misma que ha usado en el debate, no hablar demasiado, no revelar datos de más, no meterse en líos hablando claro. La de Rubalcaba, como bien ha dicho al final del debate, es la de movilizar a su electorado, que no se queden en casa; es la única forma que tiene de que la catástrofe socialista no sea tan grave como se vaticina.

Así que nos hemos encontrado con un debate que representa bien esta campaña, de perfil bajo, sin estridencias, algo soso, sin novedades.

Sin embargo, ha habido espacio para algunas “sorpresas”.  El bloque económico, el que a Rajoy más le beneficiaba, no le ha sabido sacar todo  su jugo, no lo ha utilizado de forma suficiente, ha dejado que la idea que repetía una y otra vez Rubalcaba de “yo creo que usted va a bajar las prestaciones por desempleo; yo creo que usted va a hacer tales recortes”, aunque era muy poco válido como argumento, quedara en el recuerdo final del bloque. Rajoy podía haber sido mucho más incisivo en el hecho de que Rubalcaba ha pertenecido al Gobierno que ha llevado a España a la situación en la que nos encontramos, el Gobierno de los recortes, de las medidas contradictorias, de los vaivenes.

¿Por qué no hizo Rubalcaba las propuestas que ahora anuncia como la panacea para salir de la crisis? ¿Es que no le dejaban hacer propuestas en el Consejo de Ministros?

El bloque de los derechos sociales, sin embargo, le beneficiaba a Rubalcaba y esta vez ha sido él quien no ha sabido aprovecharlo.

De nuevo se ha comportado como un periodista que entrevista a un Rajoy próximo presidente sobre las medidas que aplicará. Ni si quiera ha mencionado apenas la educación, su tema estrella. A lo que dijera Rajoy , Rubalcaba respondía con el tema que se había marcado, el de la sanidad. Mientras en el bloque económico la pregunta se centraba en las prestaciones por desempleo, en este bloque la pregunta era acerca de la financiación sanitaria.

La estrategia de Rubalcaba era clara, intentar presionar a Rajoy para que “desvelara” su programa electoral, las medidas que iba a realizar, ya que, para el PSOE, lo importante esta vez es movilizar a su electorado mediante la idea de que “ahora estamos mal, pero si viene la derecha estaremos peor porque además recortarán los derechos sociales”.

Sin embargo, creo que esta idea, después de los años del PP en el Gobierno, no son tan válidos. En el imaginario social se percibe al PP como un mejor gestor y el partido referente en economía, que es, aunque Rubalcaba se empeñara en afirmar que “la sanidad y la educación es lo que les importa a los españoles”, la segunda principal preocupación de los españoles por detrás del paro.

El tercer problema para la ciudadanía son, por cierto, los partidos políticos, especialmente la poca credibilidad que con los temas de corrupción actuales ofrecen. De ello no se ha hablado en absoluto. Ni Gurtel, ni Campeón, ni ERE`s andaluces, nada. No se si antes del debate se han tomado un cafetito y tras hablar del tiempo han comentado de lo que sería mejor no hablar; ni a uno ni al otro le beneficiaba.

Lo que sí ha mencionado Rubalcaba, y me sorprende que lo haya hecho, ha sido a ETA en el bloque final. Sin embargo, ambos han estado bien, y ahí ha bajado la intensidad del debate, al coincidir en el ofrecimiento a la colaboración en la lucha antiterrorista sea quien sea el ganador de las elecciones y el puesto que ostenten finalmente.

Y como dicen que todo final de debate es crucial en la imagen que nos creamos del mismo, diré sobre las conclusiones que la de Rajoy ha estado muy bien, muy centrada, un mensaje claro… pero leído, muy poco natural. Sin embargo, el de Rubalcaba ha sido fresco, aparentemente espontáneo, con su mensaje estrella movilizador… pero con un pestañeo incansable que hacía que se le prestara una atención excesiva inevitablemente a ese tic, no se le conseguía ver los ojos.

Algo de forma, a ambos se les ha visto relativamente tranquilos, Rajoy  leyendo demasiado pero con un debate muy bien preparado. Esta vez, menos mal, sin gráficas. Gráficas que le han jugado una mala pasada a Rubalcaba que le ha entrado la ansiedad de mostrar una de las suyas (es típico, ya que la tengo…) teniendo dos segundos para mostrarla. Otros problemas, la interpelación de Rubalcaba a Rajoy en el último minuto de su conclusión en el segundo bloque. Resulta muy poco respetuoso. Incluso la insistencia de en sus interrupciones resultaban al final algo molestas. Sobre las “confusiones” de Rajoy al nombrar a Rubalcaba como “Rodriguez…” no diré nada, tengo mis dudas sobre si era una estrategia para expresar que “ambos son lo mismo” o eran realmente, pues eso, lapsus.

¿Quién ha ganado? No me mojaré. En los medios ya salen sondeos con un claro ganador, Rajoy. No sé si eran las expectativas o si realmente lo ha ganado, lo bien cierto es que si la ciudadanía se ha quedado con esa imagen, Rajoy es el mayor triunfador de esta noche.

Puede irse a dormir tranquilo. A partir de ahora, a seguir;  con el perfil bajo y sin armar ruido.

Y entonces, todo irá bien.

Anuncios