Posted tagged ‘unidad’

España somos todos y es de todos

diciembre 6, 2012

Día de la Constitución un año más.

Podría decir que no es un año cualquiera, tal como están las cosas todo parece distinto, o que cambian los significados, pero al fin y al cabo, los españoles celebramos que un año más estamos unidos bajo una Carta Magna que, mejor o peor, nos ha permitido vivir en paz y con una gran estabilidad.

Por aquello de no ser un “año cualquiera” y que ciertamente nuestra Constitución, con una Nación rota, perdería su sentido al igual que la propia España, he participado de la concentración en la Plaza de Colón que ha organizado DENAES para defender la unidad. Santiago Abascal ha realizado un buen discurso, exento de radicalismos, conciliador pero sin olvidar los peligros de una ruptura de España.

Frases como “nosotros no somos nacionalistas porque el nacionalismo implica un odio al resto de naciones, somos, sencillamente, españoles”, afirmaciones como que, a diferencia de la crisis económica, una crisis nacional que suponga la ruptura será algo irreversible que lamentaremos por generaciones, que cada territorio de España pertenece a todos los españoles y el recuerdo de que juntos somos más fuertes y mejores, han dado forma a un mensaje muy claro: España somos todos.

Podría remontarme ahora al significado de la nación según historiadores y politólogos, de la multicidad de lenguas y culturas que confluyen en nuestro país, reflexionar sobre si vivimos en una nación de nacionalidades, sobre si nuestra Constitución es confusa o está inconclusa en este capítulo. De ahí podría pasar a los nacionalismos, a las elecciones-referéndum catalanas, a las mentiras y manipulaciones, a hablar sobre los intereses de un sector y que esto me llevara a hacer comentarios sobre la corrupción o la reforma educativa.

Sin embargo creo que sería más práctico hacer una pequeña reflexión. La Constitución del 78 tiene ciertas lagunas, es cierto, pero algo establece de forma radicalmente clara: la Nación Española es una y es indivisible. En mi opinión hay dos caminos. O el de la confrontación y la ruptura y fin definitivo de España con las consecuencias que ello tendría para todos por muchas falsas promesas mesiánicas que quieran algunos propagar. O el de la unión y la fortaleza en un mundo cada día más global, con menos fronteras, en que España debe desempeñar un papel que, de no remar todos en una misma dirección, aprovechando esa gran diversidad base de la riqueza de nuestra nación, aprovechando los recursos, el talento, nuestra lengua, quedará difuminado finalmente en nada.

España somos todos y es de todos y esto, sin duda, es un motivo de celebración y de orgullo. Es triste, y para mi incomprensible, que, para algunos, no lo sea tanto.